Browse By

Finalistas del concurso fotógrafo de fauna salvaje 2016

Todos los amantes de la naturaleza, ¡¡¡¡estad atentos!!!! La 52 edición anual de la competición de “fotógrafo de fauna salvaje 2016” ha mostrado un avance de los finalistas de este año. Un curioso zorro en una área urbana, un hambriento bucero comiendo una termita, efímeras volando bajo un cielo estrellados… Esas espectaculares imágenes y, unas pocas más,  son las elegidas por el jurado del concurso.

Este concurso, se inició el año 1.965. Hay como 500 entradas desde entonces pero, ahora, más de cincuenta años mas tarde, atrae a más de 50.000 de los profesionales y amateurs de 95 países. Todas las imágenes, son elegidas en tres categorías: originalidad, creatividad y técnica. La 52º exhibición, estará en exposición desde el 21 de octubre, en el Museo de Historia Natural de Londres.

La terrible captura, por Audun Rikardsen, Noruega

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-8-57c824c1f40ef__880

A veces, las embarcaciones buscan orcas y ballenas jorobadas, para poder localizar los bancos de arenques que migran a estas aguas Noruegas del Ártico.  Sin embargo, en los últimos inviernos, las ballenas son las que han empezado a seguir a los barcos. Aquí, una gran orca se alimenta del arenque que se ha salido de la red de pesca. La orca, ha aprendido el sonido al recoger la red y se acerca en ese momento para intentar alimentarse.

Enjambre bajo las estrellas, Imre Potyo, Hungría

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-5-57c824b6a01bf__880

Imre, fue cautivada por el caótico vuelo de las efímeras, en el río Rába de Hungría. Soñaba con poder fotografiar este espectáculo bajo un cielo estrellado. Varias veces al año (a finales de julio y comienzo de agosto), un gran número de estos insectos adultos emergen del afluente del Danubio , de donde se desarrollaron como larvas. En esta ocasión, los insectos emergen justo después de la puesta del sol. En un primer momento, permanecieron cerca del agua pero, una vez se van emparejando, las hembras cogen altitud.

Un vecino curioso, por Sam Hobson, Reino Unido.

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-10-57c824cc75d22__880

Sam, sabía exactamente a quién esperaba cuando puso la cámara en una calle suburbana de Bristol, famosa ciudad del zorro, en Reino Unido. Sam, quería capturar la naturaleza del zorro rojo urbano, despertándole la curiosidad hacia sus vecinos humanos.

La desaparición de los pescados, por Iago Leonardo, España

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-4-57c824b1e6fce__880

 

El el océano abierto, no hay lugar para esconderse pero, el pez jorobado de penacho, es un maestro del camuflaje. Las investigaciones recientes, sugieren que utiliza unas plaquetas especiales en su piel, para reflejar la luz, haciéndose casi invisible y despistando a los depredadores.

Jugando con un pangolin, por Lance Van De Vyver, Nueva Zelanda/Sudáfrica

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-11-57c824d1ca5bf__880

Lamce, había rastreado la manada de leones durante varias horas, antes de que éstos  parasen a descansar en un abrevadero. Su atención no estaba en el agua, los leones de la Reserva Natural del Sur África, habían descubierto pangolines. Estos animales nocturnos, tienen unas duras escamas que, al enrollarse sobre sí mismo, protegen las partes blandas de su cuerpo. Esta coraza, puede resistir el ataque de hienas y la mayoría de leones.

Cristal de precisión, por Mario Cea, España

 

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-7-57c824be06b87__880

Cada noche, poco después de la puesta del sol, unos 30 murciélagos Pipistrelle Común emergen de sus lugares de descanso en una casa abandonada en Salamanca, España, para ir a cazar. Cada uno, se alimenta de unos 3.000 insectos por noche, cazándolos al vuelo. Su forma de volar, es característicamente rápido y desigual, ya que, se guían mediante ecolocalización, para detectar objetos en la oscuridad.

Lanzamiento de termitas, por Willem Kruger, Sudáfrica.

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-1-57c824a59f4e7__880 (1)

Una termita, y otra termita, y otra… Con la punta de su enorme pico curvo, lanza al aire a la termita y luego se la traga.  Este ave, estaba tan absorto en su comida, que no se movió mientras le fotografiaban desde un coche.

 

 

Alto Horno, de Alejandro Hec, Francia

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-2-57c824aa1718a__880

Cuando la lava del Kilauea, en la gran Isla de Hawai, entra en el océano, la vista es espectacular. Kilauea, es uno de los volcanes más activos del mundo, en constante erupción desde 1.983. La lava al rojo vivo, entra en el océano a mas de 1,000ºC, grandes nubes de vapor suben  para provocar condensación, creando niebla o lluvia ácida.

 

El cortejo colectivo, por Scott Portelli, Australia

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-9-57c824c718592__880

 

Miles de sepias gigantes, se reúnen cada invierno en las aguas poco profundas del golfo de Spencer, al sur de Australia, para realizar el desove una vez en su vida. Los machos, compiten por su territorio, que tienen los mejores sitios para la puesta de huevos, y atraen a las hembras hipnotizándolas con fascinantes cambios de color de la piel y texturas. La rivalidad entre las sepias más grande del mundo (hasta un metro de largo), es feroz, ya que,  los machos superan a las hembras hasta en 11 a una.

 

Reliquia dorada, por Dhyey Shah, India

 

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-6-57c824baa7b8d__880

Con menos de 2.500 adultos en su hábitat natural, en el noroeste de la India, el Langur Dorado de Gee, está en peligro. Viven en lo alto de los árboles, siendo difíciles de observar pero, en la pequeña isla de Umananda, en el río Brahmaputra del Assam, tienes garantizado ver uno. Momentos después de bajar del barco, Dhyey, pudo ver un langur en lo alto de un árbol, pudiendo retratarlo.

Arrancando cardos, por Isaac Aylward, Reino Unido

wildlife-photographer-of-the-year-2016-national-history-museum-3-57c824adb48a8__880

Durante unos 20 minutos, Isaac, siguió a este  jilguero hasta que, finalmente, se posó sobre el cardo y comenzó a desgranarlo.

Y éstas son las imágenes finalistas del concurso “Fotógrafo de fauna salvaje 2016”; un concurso que, por su alta participación, debe haber sido muy difícil la elección de las imágenes ganadoras.

Si te ha gustado el artículo, puedes ayudarnos a difundir el blog compartiéndolo en tus redes sociales ¡¡¡muchísimas gracias!!!

 

 

Posts relacionados

Hey, no te vayas sin dejar tu comentario!!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
En este momento estamos en directo!!!
Ahora mismo no estamos emitiendo